Acerca del Tai Chi

El Tai Chi es una disciplina tradicional Taoista cuya metodología es la meditación en movimiento. Sus principios básicos se fundan en el complemento entre el Yin (lo pasivo) y el Yang (lo activo).

Comenzaremos acotando el campo de conocimiento del Tai Chi, dentro del ancestral mundo de las disciplinas chinas. Es muy frecuente la pregunta referente a la diferencia entre Tai Chi y Ch’i Kung. Ch’i Kung es un término genérico que denomina las técnicas chinas que estudian, por medio de prácticas específicas, la circulación de la energía de la naturaleza (ch’i) en el ser humano. Sin duda que el arte del Tai Chi es un Chi Kung.

Otra pregunta frecuente es si el Tai Chi viene del Kung Fu, entendiendo que este es un Arte Marcial chino. Mi respuesta es que Kung Fu es un término genérico para designar a las Artes Marciales chinas, no es una corriente específica. El Tai Chi forma parte del Kong Fu Nei Chia, o sea de las escuelas internas de Kong Fu chino y el Shao Lin Kong Fu forma parte de las escuelas externas o Wai Chia. Los Clásicos del Tai Chi dicen que las escuelas externas valoran los saltos y la fuerza muscular (li), y que en cambio el Tai Chi utiliza la quietud para controlar el movimiento. ”En las escuelas externas hay conexiones y quiebres, durante los quiebres se agota la fuerza antigua y aún no nace la nueva. El Tai Chi es de comienzo a fin continuo y sin quiebres” (…) “Mantente quieto como una montaña, muévete como un gran río.” (Chen Wei Ming; Wu Yu Hsiang)

Cuando se oye hablar de Tai Chi generalmente se piensa en una secuencia de ejercicios que son beneficiosos para la salud, por tratarse de movimientos lentos, armoniosos que coordinan mente y cuerpo junto con la respiración, favoreciendo la circulación sanguínea, el funcionamiento de los órganos internos, mediante el adecuado fluir del ch’i o energía vital, y que redundan en un estado relajado de pacificación consigo mismo y con el medio. De hecho generalmente se practica Tai Chi por motivos de medicina preventiva o de apoyo curativo. También se le conoce como un Arte Marcial cuando quien lo practica está vinculado con una Línea que cultiva uno de los estilos tradicionales de Tai Chi. En tales casos la enseñanza se apoya en la ética de Confucio, que promueve el cultivo de las virtudes de Humanidad o Benevolencia, Sinceridad, Decoro, Sabiduría y Prudencia. En general ahí termina la enseñanza de este arte. Sus principios filosóficos se aplican a la práctica de las áreas de interés antes mencionadas pero generalmente no se llevan hasta sus últimas consecuencias, como expresiones de la plena realización humana.

Anuncios